Los acueductos y las primeras canalizaciones

El Acueducto de Segovia – Nuevos descubrimientos

Revisando las noticias, leo en el portal de National Geographic una noticia interesante y que escapa de nuestro día a día, tan embrutecido por las diferentes contingencias de la vida que nos imponemos.

El acueducto de Segovia, obra magna de la arquitectura Romana en España, es un poco posterior de lo que se creía. Titular impactante, especialmente si eres de los que se interesan por la historia, la antigüedad y los conocimientos primitivos.

Honestamente, el dato me hizo dudar… - ¿Cómo de posterior? Fue mi duda –

A ver si va a ser Románico y no Romano, pensé, no sin sorna. Quien bien estudia arte, bien sabe que la zona es rica en construcciones Románicas, pero esto descuadraría un aporte romano en más de 500 años. En cierto modo sería un leve cataclismo del pasado.

Lo cierto es que gracias a un análisis de la UNESCO, se ha concluido que los cimientos y la posterior edificación, son de comienzos del siglo II d.d.C. cuando anteriormente se estimaba que era del siglo I d.d.C.

Ciertamente, unos 50 años son un salto temporal bastante grande, pero, tratándose de una edificación aquifera que lleva en pie 1900 años, podremos considerar que tampoco es tan dramático el ajuste en el cálculo.

El análisis de los materiales excavados implica considerar que la construcción del Acueducto se realizó durante la parte final del gobierno de Trajano, que se mantuvo en el poder hasta el 117 d.C., o ya desde el gobierno de Adriano, desde el año 117 hasta el 138 d.C.

Como explica en National Geographic Santiago Martínez Caballero, director del Museo de Segovia, “es una obra pública iniciada o bien a fin del gobierno de Adriano o ya durante el de Adriano, pudiendo incluso haberse prolongado en época de Antonino Pío (138-161 d.C.), en función de la fecha concreta del inicio de construcción, a colocar entre 112 y 138 d.C. Es decir, la nueva cronología implica reconsiderar entre 50 y 20 años la construcción original del Acueducto”.

A modo de humor, podemos añadir que ya la obra pública acumulaba retraso en el Imperio Romano. No obstante, hay que reconocer que la magnificencia de la obra en cuestión, lo disculpa.

En MT, como fabricantes de materiales para la canalización de fluidos que somos, admiramos tales construcciones, que, en cierto modo, son los primeros pasos de nuestro negocio. Y no dejamos de embelesarnos por la grandeza y belleza de semejante “tubería”.

Aprovecho para recordar, que, quizás nuestras válvulas no duren 1900 años, pero gracias a la nueva maneta GEOBLACK en nuestra nueva PN25, su resistencia a la oxidación se ha vuelto mucho más capaz y fuerte.  Además, por supuesto de la garantía de 2 años de funcionamiento.

Quizás inspirados por el Imperio Romano o quizás ilusionados  por el trabajo que llevamos a cabo. Lo cierto es que tratar de ofrecer el mejor producto en términos de durabilidad, calidad y precio, es nuestra única meta.

Y en este camino de constante mejora es donde estamos.

Aitor J. Belacortu

Enlace a la noticia National Geographic

Imágenes extraídas de la misma noticia